Cámara Fujifilm X-H1 – El tamaño ya no importa

Son ya muchos los años que convivimos con las cámaras sin espejo, hasta la fecha sus ventajas eran claras, una gran calidad de imagen y tamaño reducido. Pero quitarle el espejo a una DSLR suponía algunos retos que sobradamente han superado con nota.

Cuando hablo con gente del sector ligado a las marcas que apuestan 100% por las sin espejo, todos coinciden. El tamaño, el tamaño, el peso, el tamaño… es un monologo. Pues bien, una vez superados los retos que proponía quitar el espejo, ahora parece que lo del tamaño ya no nos importa tanto o eso parece, en la nueva Fujifilm X-H1.

Esta nueva Fujifilm X-H1 sin espejo deja dos lecturas claras, la primera, “sin excusas” es una cámara que mira de tu a tu a las DSLR Profesionales, para ello Fujifilm ha utilizado de forma inteligente el volumen de la cámara. A priori es una cámara ergonómica, la pantalla superior (aquí he tenido un dejavú con la GFX también de Fujifilm) es un guiño a los fotógrafos de paisaje, macro y todo aquellos que usan la cámara de forma estática. Abatir la pantalla esta bien, pero tener dos… ya es otro nivel.

La segunda lectura es, “más tamaño es igual a más prestaciones”. Esta nueva Fujifilm X-H1 trae una novedad que sobresale del resto, el sensor de la cámara viene estabilizado, algo que sin duda requiere un modulo de sensor más grande y por consiguiente, un cuerpo más grande. Así que el tamaño deja de ser un argumento de venta, ahora el argumento parece ser “versatilidad”.

La cámara cuenta con un sensor APS-C X-Trans III de 24 megapixeles, tal vez este punto sea la parte que más defrauda de esta nueva cámara sin espejo, pero no era el momento de dar el salto de resolución en Fujifilm, al menos no con este nuevo sensor estabilizado. Sensor estabilizado que llega a estabilizar hasta 5,5 pasos de diafragma (parece que tenemos nueva guerra en este tema, a ver quien llega primero a los 6 pasos).

 

En el resto de especificaciones la cámara es un monstruo, velocidad de obturación mecánico hasta 1/8000, obturador electrónico hasta 1/32000. Velocidad de disparo de 14fps, sensibilidad ISO hasta 51200, corrección de flickeo, 91 áreas de enfoque, el nuevo emulador de película para cine “ETERNA” y grabación de vídeo 4K hasta 29,97 fps.

Todo ello en un cuerpo resistente a polvo y salpicaduras que llegara a las tiendas durante el mes de marzo. ¿El precio? un PVR de 1899€ el cuerpo de la cámara. Con ella se han presentado también dos lentes dirigidas a la grabación del vídeo, el nuevo MK-X 18-55 T2.9 y el MK-X 50-135 T2.9. Estos llegaran por un precio de 3.999€ y 4.299€ correspondientemente durante Junio de 2018.

Tal vez te interese...

Samyang 14mm f2.8 ED AS IF UMC – Pro Review

Los objetivos angulares son desde mi punto de vista los más divertidos, son los objetivos que mas alegrías dan gracias a la perspectiva que consiguen. Siempre ha habido muchas opciones en

Sensor de 250 Millones de pixeles.

Llevamos meses con rumores por parte de Canon del desarrollo de una cámara reflex con muchísima resolución, casi a la par del lanzamiento de la Canon EOS 5Ds supimos que

Adios 2013 – Hola 2014

Son las últimas horas del año, de un año que ha traído cambios y cosas nuevas. Cosas que han sido para bien, pero que no han sido fáciles de gestionar,

0 Comments

Aún sin comentarios

Se el primero Comenta esta entrada

Leave a Reply